Despiden a funcionario con COVID de la CNDH sin justificación

Nacionales

Despiden a funcionario con COVID de la CNDH, cuya presidenta es Rosario Piedra Ibarra,  después de 19 años de laborar en la Comisión y tras presentar síntomas de coronavirus.

Lázaro Serranía Álvarez tuvo que dejar el puesto de la dependencia que encabeza Rosario Piedra Ibarra.

Sin notificación alguna, Serranía Álvarez dejó de recibir su salario en la primera quincena de este mes y se le canceló su correo institucional el 4 de junio, además, sus compañeros dejaron de hablarle, por lo que decidió usar el whatsapp institucional antes de que lo borraran.

El hombre de 63 años, con síntomas de coronavirus y sin recurso para hacerse un examen, aseguró que varios compañeros han sido víctimas por falta de derechos laborales causados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, quienes tampoco han recibido su quincena depositada en cuentas bancarias los días 10 y 25 de cada mes.

Quien llevaba casi 20 años en la Subdirección de Comunicación Social, era la primera vez que no percibió su sueldo.

Serranía Álvarez aseguró que el retraso podría adjudicarse a laborar desde home office, pero al no recibir alguna manifestación por parte de sus jefes le preguntó al administrador del área, Porfirio Tejocote Rosas, quien no supo qué decirle.

De inmediato, el hoy desempleado buscó a sus jefas, la directora de Difusión, Valeria Jasso y la directora general, Alejandra Ezeta, la primera se dijo sorprendida y la segunda, vía Whatsapp, le corroboró que estaba cesado, sin justificación alguna.

“Fue decisión del licenciado (Francisco) Estrada”, le dijo Ezeta a Lázaro Serranía.

Franciso Estrada funge como secretario ejecutivo de la CNDH, con quien no ha tenido comunicación alguna para recibir explicación al respecto, pues necesita recursos para combatir al COVID-19.

“No se si es un castigo, no veo la causa, o una medida disciplinaria fuera de la norma, no se por qué; no he sabido nada del tema, pero necesito mi salario, ahora sí por emergencia, ya que desde hace tres semanas tengo dificultad para respirar; no se me ha diagnosticado coronavirus 19, tampoco se me ha descartado.

“Para mi atención médica y hacerme los exámenes y estudios que se requieran necesito de esos recursos ya que carezco de ahorros (sic)”, detalló en su denuncia.

“Si se tratara de un recorte de personal más, lo entendería, pero hasta para eso hay formas y la principal es enterar al trabajador de una decisión de despido, son las mínimas atenciones de respeto a los preceptos de la Ley Federal del Trabajo y a sus derechos humanos, en la Casa de los Derechos Humanos”, destacó Serranía, quien desconoce si Piedra Ibarra sabe de la situación.

Al respecto, Ezeta aseguró que sí fue despedido Serranía Álvarez, no dio los motivos por su cese y afirmó que verán el tema de su liquidación.

 

Deja un comentario