Se cumple un año  del  primer positivo de Covid en España

0
99

Después de un año ¿sabemos más sobre enfermedades infecciosas?

María Esther Beltrán Martínez

Andalucía, España.-    Se cumple un año  del primer positivo en España. Un ciudadano alemán aislado en un hospital de La Gomera, la segunda isla más pequeña de las Canarias estaba contagiado. El Ministerio de Sanidad confirmó  que había estado  en contacto con un enfermo en Alemania antes de  de viajar a las islas y  así fue como comenzó esta pandemia en España oficialmente. 

En un año  España registra  2 millones 822 mil 805 casos diagnosticados y 59 mil 81 muertos. Hace un año no sabíamos cuántas clases de mascarillas existían, no sabíamos nada sobre la elaboración de las vacunas, no sabíamos que existía el contagio por aerosol, no sabíamos cuales eran los síntomas  de esta enfermedad, no sabíamos que hablaríamos del toque de queda y mucho menos veríamos la capacidad de los gobernantes de cada país.

España se vio lenta pero tomó las medidas más estrictas en su primera ola. Las calles se quedaron solas, el silencio imperaba y los balcones eran la salida para tomar un poco de aire.

En un año estamos en la tercera ola, y los políticos siguen luciendo su incapacidad y rivalidades, para tomar decisiones efectivas  para salvar la salud de la población.

Y qué decir de la población mundial, salieron los negacionistas. Al  día de hoy no creen en el Covid, siguen haciendo fiestas y reuniones a pesar de ver tantos muertos, eso sí lo entienden cuando el Covid 19 llega a su casa.

Las manifestaciones se ven en diversas ciudades europeas, porque se ha implantado el confinamiento, otra palabra usual en la mayoría de los países europeos.

No sabíamos que este Covid haría que la limpieza imperara en el mundo. No sabíamos que el Covid sería la causa de la cancelación de millones de fiestas, conciertos, celebraciones religiosas, bodas, bautizos, eventos deportivos como las Olimpiadas.

No sabíamos que teníamos que aprender a trabajar a distancia, hacer videoconferencias, llamadas de teléfono a los fijos en casa. Y que las redes sociales serían espacios para la discusión. Hoy son espacios para las esquelas funerarias.

No sabíamos que quedarse en casa era el lugar más seguro para sobrevivir, siempre y cuando se tengan los recursos necesarios.

No sabíamos que los trabajadores importantes eran los sanitarios, los transportistas, el personal de supermercados, los de limpieza, los servicios de seguridad y los militares.

No sabíamos que los panteones estarían saturados,  no sabíamos que no podíamos despedirnos de  nuestros familiares hospitalizados y no sabíamos que la vida nos cambiaría.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here