Columna invitada: Echar el Chal

0
145

Echar el Chal

Por: Re Sánchez

#IsOverParty

Actualizado: hace una hora

Feliz jueves casi viernes casi sábado, muchachos, espero se encuentren muy bien, muy sanos, muy guapos, muy todo.

Oigan, AMO, platicar con ustedes por Instagram.

AMÉ saber de qué quieren hablar USTEDES.

¿Hablaremos de todo? Prometido. ¿Lo haremos hoy? Nel, dale tranqui. ¿Pa’cuándo mi tema? Stay tunned.

– Si no tienes idea de qué hablo, por favor, detén tu momento de lectura, abre Instagram, pícale seguir a @echarelchal_ y procede al siguiente párrafo. –

El día de hoy, ahondaremos en el tema que @mnhtrrs sugirió. Creo que va muy ad’hoc a una situación que está viviendo un muchachón leve famosillo en estos días.

Le pregunté lo que le interesaba del tema y, Manu, espero las líneas que siguen te den más elementos para seguir cuestionando las prácticas de nuestra sociedad y sin duda, ahí irá también mi opinión.

Bienvenidos una vez más a su blog favorito y a esta sección de 101s.

El día de hoy presentamos:

La Cultura de Cancelación.

Pa’quien no esté enterado, la cultura de cancelación hace referencia a retirar el apoyo a X o Y figura pública en respuesta a una actitud, acción o comentario socialmente inaceptable.

En mi opinión se escucha súper bonito. Ojalá así retiráramos el apoyo a las personas cuyas acciones, actitudes o comentarios son inaceptables así sean “famosos” o no, cercanos a nosotros o no.

Hablando en materia de figuras públicas, considero que en un mundo en el que cualquiera tiene acceso a redes sociales considero que es muy importante saber usar tu voz en ellas. Está súper padre que como so called “influencer” expreses tu opinión pero creo que es muy importante estar consciente del impacto que puede tener en quienes te siguen.

No es nuevo que figuras públicas hagan comentarios o tengan actitudes racistas, violentas, clasistas o lo que sea. No es nuevo que se les caiga el teatrito de seres increíbles, maravillosos mágicos musicales. Lo que considero relativamente nuevo es que el público tome una postura tan marcada en su contra. ¿De dónde nace este movimiento?

Las primeras referencias a cancelar a una persona se dieron en 1991 en la película New Jack City. No lo hace en un contexto similar a lo que es hoy en día, pero si cancelan a una persona. De ahí, diferentes movimientos como el de #MeToo han sido los encargados de fomentar esta práctica.

Y, ¿de qué me sirve cancelar?

En mi opinión, la cultura de cancelación sirve para dos cosas:

Evidenciar las actitudes que como público no estamos dispuestos a tolerar de a quienes seguimos.

Consumir responsablemente la enorme cantidad de información y contenido que tenemos a nuestro alcance

El que tú o alguien más deje de consumir cierto producto sin duda hará una diferencia en sus números y sí será como un castigo para esta persona. De a uno en uno quizá el impacto sea ligero pero sientete seguro que nunca estás solo, menos cancelando gente.

Ahora, ¿a quienes cancelo?, ¿en qué momento me detengo? porque si cancelo a uno, lo justo sería cancelar también a su compa del alma que lo apoya y solapa todas sus acciones, ¿no?

Yo creo que lo importante es que a ti te parezca justa la causa y que si no te parece trata de entender porqué a los demás si. No tienes que aceptar nada que no quieras, si no quieres cancelar a X o Y, no lo hagas, pero si procura abrir tu mente y no entrar en debate si no va a aportar algo positivo a la causa.

Ojo, si a quien cancelo es al primo del amigo del sobrino del nieto de quien hizo esto que me molestó tanto, considero oportuno revisar el caso más bien de quien haya cometido esto. También digo, si tú eres quien tiene esas mismas actitudes o hace esas mismas acciones pos… ¡auto-deconstrucción!

Finalmente y ahora poniéndonos del otro lado, ¿cómo afecta el ser cancelado a “la víctima”?

– Pongo entre comillas esto ultimo porque sin duda esta persona es víctima de la cultura de cancelación pero si violentó, agredió o lo que sea que haya hecho a otro, pues claramente no es ninguna víctima. –

Manu me decía que le interesa el tema porque “como que ahora cancelan sin motivo a muchas personas”.

La cultura de cancelación es una forma de public shaming y sin duda tiene sus repercusiones sobre todo en la salud mental de quien lo recibe. Si de por sí a uno no le gusta que se le expongan, si son miles o millones de personas quienes lo hacen, pos menos. Está súper comprobado que siempre una mala reseña, un mal sabor de boca o así llega a mucha más gente que uno bueno. Por más que sea vía redes sociales, las palabras tienen su peso, un peso MUY importante e impactan a quienes sean que las reciben. Además, por esto mismo, tendemos a agarrar el estandarte muy radical de bueno o malo y dada nuestra muy estudiada pero poca habilidad para balancear la razón y la pasión tendemos no solo a hacer una mayor exposición del acusado si no a ser violentos en igual manera. Esto, de llegar a mayores tiene consecuencias legales.

– Esto me recuerda muchísimo a una vez en la secundaria que quisimos cancelar a una morra por un comentario racista y nos fue peor a nosotras por hacerlo de la manera incorrecta. Comenten si quieren que les cuente. –

Creo que es SÚPER importante que como público cancelador seamos conscientes y críticos sobre lo que es justo cancelar, las pruebas contundentes que existan al respecto y tener siempre en cuenta que el cancelado también es persona. Sí, hay casos que por lo horribles que son la dignidad del cancelado es lo último que importa, pero creo que son los menos o más bien, los que se tratan con instituciones mayores. Al final, la cultura de cancelación termina siendo el nuevo linchamiento público y es importante que si se va a usar sea de manera extra-responsable.

Como alternativa te propongo la cancelación oculta. Tu cancela a quien quieras y sigue con tu vida. UFAS, la cantidad de gente que tengo cancelada.

Ahora si para acabar, la noticia feliz del día que resulta también la sorpresa que tengo preparándoles ya un rato:

¡¡¡¡¡¡TENDREMOS PODCAST DEL BLOG!!!!!!

Asegúrate de checar el menú aquí en la página para que veas la nueva sección donde aparecerán uno a uno los episodios del podcast; de ir a seguir a Echar el Chal ahora en Spotify y todas las plataformas de podcasts habidas y por haber y sobre todo de escuchar el Trailer que acaba de salir. Espero genuinamente estés igual de emocionado como yo y que disfrutes mucho esta nueva rama de Echar el Chal.

De hoy en mas la cosa va a funcionar así: un jueves va a haber blog y al siguiente podcast. ¿Quieres saber más al respecto? ve por favor a escuchar ese mágico trailer.

Gracias a TOOOODO el equipo que me está ayudando con toda esta locura y a ustedes por estar aquí conmigo. Porfa vayan a contarles a todos sobre esto para que seamos más gentecita por aquí porque se viene padrísimo todo.

Te quiero mucho. Bai.

Referencias:

FJB. (2020). Los matices de la cultura de cancelación. Retrieved 2 September 2020, from https://www.eluniversal.com.mx/cultura/los-matices-de-la-cultura-de-cancelacion

Hinde, N. (2020). Qué es la cultura de la cancelación que sufren famosos como J. K. Rowling. Retrieved 2 September 2020, from https://www.huffingtonpost.es/entry/cultura-de-la-cancelacion_es_5f06e395c5b63a72c33d9465

Hooks, A. (2020). Cancel culture: posthuman hauntologies in digital rhetoric and the latent values of virtual community networks.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here