Las Migajas del Poder: No sé si se irá el que se va y llegará la que llega

0

Luis Sunderland Méndez

X@LouSunderland

21 junio de 2024

Cuando escuche decir a López en días previos a los comicios que el 2 de junio sería más un plebiscito que una elección, entendí primero que -para él-, Claudia Sheinbaum seguía siendo un florero más y segundo, que él no se va a ir a La Chingada como lo ofreció, porque no está en sus planes soltar el timón de mando.

Un hombre enfermo de poder con tanto odio y rencor necesita de la adrenalina que alimenta a esos sentimientos negativos para estar en guerra contra sus adversarios que para él son enemigos con los que hay que acabar. Él tiene que asegurarse de que su venganza contra los Ministros de la Corte se ejecute, portando todavía él la Banda Presidencial.

La virtual presidente Sheinbaum, siempre se ha mostrado desde jefa delegacional y después jefa de gobierno de la CDMX, como una mujer gris, sin encanto alguno, que más bien trasmite desconfianza e incluso temor de ser presa de sus reacciones; por más que se esmera en parecer una política atractiva para la sociedad, sobre todo para los inversionistas, no lo consigue.

El miércoles en la reunión con el Consejo Mexicano de Negocios, expresó que México es plural y diverso; no creo que nadie haya pensado que estaba refiriéndose a que respetaría a ese 37.73 por ciento que no votó por ella -ni siquiera existen para ella-, no le interesan mucho, ella solo ve al 59.75 por ciento que tampoco le interesan, a ellos solo los usa para avalar la venganza de su jefe.

El México que le entregará López es uno muy diferente al que él recibió. Financieramente estamos muy  debilitados, López acabó con cientos de miles de millones de pesos en sus obras icónicas y en los programas sociales. El país está endeudado en forma terrible, Pemex quebrado y todavía la señora Sheinbaum ofrece que no habrá reforma fiscal.

¿Cómo podrá su administración solventar todos los rubros? la terminación de obras, programas sociales, los que ya están y los nuevos, no se ve muchas alternativas, o se aumenta la recaudación o se endeuda más el país. Ahora la inminente reforma judicial significa no una mancha más al tigre, sino un balazo a la cabeza, solo con ver la paridad el día de hoy rumbo a $19.00. El ofrecimiento del conglomerado empresarial de invertir 42 de mil millones de dólares, podría quedar en el aire.

Ya nos acostumbramos a vivir amenazados por el gobierno solamente por el hecho de no estar de acuerdo con las determinaciones que toma. El ver el ataque a muchos comunicadores que disienten en sus columnas, a los activistas que están todos los días dedicados a encontrar los restos de cientos de miles de desaparecidos o que tratan de proteger a la naturaleza sobre todo en el sureste de la república y son denigrados y perseguidos de forma irracional. No veo la manera en que la sociedad se pueda defender de los actos de gobierno que afectan ya no solo a los empresarios, sino a cualquier particular víctima de alguna resolución gubernamental.

No le encuentro sentido al anuncio de los foros de discusión a la reforma judicial si López no permite que se le cambie ni una coma. Ni hablar, esto es lo que realmente muestra que tendremos un sexenio peor que el actual.

¿Será Sheinbaum una encargada del despacho presidencial? o ¿podrá ejercer el poder sin la intromisión de su antecesor?, ¿Se decidirá a romper con López o se sujetará a sus órdenes?

El tejido social está no solo roto, sino podrido y no veo la manera de arreglar esto. Ayudaría mucho la unión de los mexicanos, eso sería bueno para sacar a México del hoyo en el que ha caído. Veo odio y encono no solo entre las clases sociales, sino en las mismas familias, López logró dinamitar la unión que más o menos tenía la sociedad mexicana.

Facebook Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: